Coldeportes



barra
a a a a

martes, 10 de octubre de 2017

Diana Pérez Luna, un ángel que es ejemplo de entrega deportiva
La futbolista falleció en un accidente de tránsito

Desde hace siete años, la futbolista de sala Diana Pérez Luna, de Casanare, se convirtió en micrera. Su meta próxima era llegar a la Final Nacional, pero un accidente de tránsito truncó ese anhelo.

Como una ‘crack’, así describe a Diana Pérez Luna su profesor y entrenador Jefferson Ortiz, quien la formó en las canchas desde que ella tenía 7 años de edad. 
Desde ese entonces, Diana se convirtió en la lideresa del fútbol sala en el corregimiento La Chaparrera, en Casanare, pues no era bien visto que las niñas lo practicaran. Sin embargo, con su sonrisa, espontaneidad y dulzura logró convencer a más de 30 niñas para formar el club al que pertenecía y representar al colegio Luis Carlos Galán donde estudiaba. 
Participó en diferentes campeonatos nacionales con el equipo masculino, pues era la única representante femenina de este deporte en el departamento y el equipo de niños la acogió con el 10 en su camiseta.
 “Era una excelente deportista, fue la primera mujer que ingresó a la escuela en el municipio y la criticaban por jugar fútsala. Empecé con ella siendo una bebé, una niña muy allegada a la casa, la pedían de refuerzo en muchos equipos, pues su estilo era diferente al de muchos. Este año iba para Supérate con una edad inferior a la de su categoría. Creo que siempre en la Selección Casanare todos la recuerdan como una niña que demostró jerarquía en la cancha. Fue campeona nacional con un equipo de niños siendo la única mujer participando en ese certamen en esa categoría”, cuenta su entrenador. 
Con solo 13 años había viajado a representar a su departamento en Boyacá, Bogotá y ciudades aledañas al Casanare. Este iba a ser su primer viaje en avión como delegación pues soñaba en convertirse en profesional del fútbol. Sus padres, Mauricio Pérez y Sofía Luna, fueron su mayor apoyo: "Era el orgullo de ellos y estaban felices porque iba para el Valle del Cauca… pero no se pudo. Soñaba con ganar para ir a los Sudamericanos en  Cochabamba, Bolivia. Fue una excelente amiga, deportista, muy linda con todos”, comparte Ortiz. 
La DIFEM (División Femenina de Fútbol Sala) le rindió un minuto de silencio en Yopal y como homenaje, en la mañana del 10 de octubre. El día 14 del este mismo mes, sus compañeras de delegación arribarán a Palmira con la tristeza de su ausencia pero con el ejemplo que siempre ofreció dentro y fuera de las canchas y con él orgullos de representar al Casanare.

Prensa superate

[Ver en formato amigable para la impresora]
barra verde
[Página generada en: 1.619 segundos] [Querys Ejecutados:283] [Querys Cacheados:0]