Coldeportes



barra
a a a a

viernes, 25 de noviembre de 2016

Edwin Herrera un astro en Malagana
La costa colombiana lleva el beisbol en la sangre

Esta es la quinta vez que Bolívar participa en beisbol en la Final Nacional de Los Juegos Supérate Intercolegiados. Como docente, es un ejemplo por su constancia para proyectar y fortalecer su comunidad hacia este deporte.

Es fascinante conversar con el entrenador Edwin Herrera Herrera, su genuina pasión por el beisbol impacta. La Institución Educativa Técnica Agroindustrial de Malagana (Bolívar) tiene la fortuna de guiarse bajo la experiencia de este ex beisbolista, quien tiene desde hace tres años la responsabilidad de formar a un grupo de jóvenes que ven en este deporte un futuro prometedor.
Herrera está dedicado desde hace 15 años a la formación deportiva en Malagana, corregimiento del municipio Mahates ubicado en Bolívar. En sus épocas doradas, representó a Bolívar y a las Fuerzas Armadas en beisbol. Cuando se retiró, junto con algunos padres de familia de Malagana, inició el proyecto Campesinos de Malagana, una escuela para no dejar morir este deporte en esta zona del país, una decisión que hoy está rindiendo sus frutos.
Los siete mil habitantes de esta región sienten de una forma particular el amor por el beisbol. Si bien, los orígenes del este afecto son inciertos, los niños ven en este deporte una alternativa para desarrollarse profesionalmente y triunfar; “Vengo de una familia beisbolera, mi papá Edinson Herrera, fue lanzador en Malagana y desde pequeño lo miraba en el terreno de juego, ahí nos fuimos involucrando con el beisbol”, comparte el entrenador del equipo de Bolívar.
Amores para toda la vida
Para algunos deportistas o preparadores físicos no resulta fácil responder a esta pregunta: “¿por qué le apasiona el deporte al que le dedica su vida?”; bueno, en el caso de Herrera, sucede lo opuesto. Para él solo ver un escenario como el 18 de Junio en Montería, donde se está llevando a cabo la Final Nacional de beisbol de Los Juegos Supérate Intercolegiados, lo entusiasma; “me vuelve loco que mis muchachos jueguen en un terreno como este, es una enorme satisfacción cuando te dedicas a la formación deportiva. Jugar beisbol es lo mejor que me ha pasado en la vida, aunque como decía el reconocido entrenador del Bolívar, Daniel Espitia, ‘es más fácil ser médico que beisbolista’”, confiesa este mentor.
Niños desde los seis años llegan a trabajar todos los días junto a Edwin Herrera; hoy algunos de esos chiquitos ya tienen 15 o 17 años y están trabajando para llevarse el primer lugar en esta final nacional. Para esta edición de Los Juegos Supérate Intercolegiados, Bolívar no quiere conseguir de nuevo el segundo lugar, “este equipo tiene un fuerte bateo, pitcher y defensa, queremos lograr la medalla de oro todos los días, planificar después de cada partido para enfrentar muy bien al próximo rival. Los seis departamentos que estamos participando lo
hacemos de corazón y estamos haciendo nuestro máximo esfuerzo porque este deporte no es fácil además de ser muy costoso”, concluye el ‘Profe Herrera’.
 
 
[Ver en formato amigable para la impresora]
barra verde
[Página generada en: 1.745 segundos] [Querys Ejecutados:283] [Querys Cacheados:0]